Botom de cerrar
*/-->
Panamá, jueves 22, de febrero de 2018 | Actualizado el miércoles 21, de febrero de 2018 9:11 am

Ultimas Noticias de PANAMA y el Mundo

Hora de Panamá:   am
Dame le gusta Twitter ico Youtube rss Google +

PUBLICIDAD

Alfonzo Zamorax
Opinión | mayo 19, 2012
Enfermedad

ALFONSO ZAMORA/ Cuando uno cierra los ojos o se aleja del bullicio permanente de los medios locales de comunicación, se percibe otro país que no tiene ninguna relación con el que nos quieren hacer ver quienes propagan el caos en sus informativos.

Pareciera ser una forma de alucinación febril o una fantasmagoría psicótica propias de estados patológicos que no tienen nada que ver con la realidad que vivimos, lo que difunden los noticiarios.

Si el gobierno no llevara en orden su plan de trabajo, sus ejecuciones en materia de infraestructura,  la agenda social que le ha permitido un sostenido crecimiento económico y recaudado impuestos de quienes no estaban acostumbrados a pagarlos o al menos pagaban poco, el país estaría corriendo la misma suerte de otras naciones que perdieron la gobernabilidad y permitieron el acceso al poder de grupos de izquierda. 

 

La enfermedad pareciera estar en los organismos empresariales que no logran entender que sus impuestos oxigenan la situacion de los más pobres, permitiéndoles una mejor calidad de vida que evitaría así la posibilidad de que un inesperado protagonista político asumiera el poder afectándole directamente a los comerciantes.

Esa misma conducta la tuvo la clase política empresarial de Venezuela, país donde el pueblo ha asimilado un discurso demagógico ofreciéndole larga vida a su actual estilo de gobierno. 

La mayoría de los reclamos de las comunidades han sido atendidos y los elevados niveles de desempleo han sido borrados de la agenda, quedando tan solo el del agua y la seguridad, siendo este último en el que se han desarrollado más operativos que nunca contra la delincuencia. 

En el caso del agua, el gobierno lo ha enfrentado con la iniciativa de crear la Autoridad del Agua para, de una vez por todas, reparar lo que otros gobiernos no quisieron o no pudieron, el problema administrativo del IDAAN. 

Según información oficial, el agua llega a 2.5 millones de habitantes, mientras que 900 mil no tienen acceso a este servicio público. La producción del vital líquido, por su parte, es de 156 millones de galones de agua potable al día pero se pierden un 42.3 por ciento en falta de pagos y defectos en las tuberías, lo que equivale a 78 millones de balboas.

Quizás al final de toda esta vorágine se imponga la sensatez de un pueblo que ha visto a un gobierno resolver la gran acumulación de problemas que nunca fueron solucionados y que a través del modelo democrático de apertura económica, el actual gobierno le ha dado respuesta al pueblo.



El uso de este sitio web implica la aceptación de los Terminos de servicios y Politicas de Privacidad.
© Copyright 2018 La Opinión Panamá. La Opinión Panamá Todos los derechos reservados