Panamá, Viernes 25, de julio de 2014 | Actualizado el Jueves 24, de julio de 2014 4:59 pm

Ultimas Noticias de PANAMA y el Mundo

Hora de Panamá:   am
Dame le gusta Twitter ico Youtube rss Google +

PUBLICIDAD

Luis Gaitán
Opinión | diciembre 30, 2012
El caso de Aira Isabel Guerra, de homicidio a novela

Luis Gaitán /El homicidio de Aira Isabel Guerra se ha convertido en una novela, como resultado de las investigaciones que ha realizado la Fiscalía Primera Superior de Chiriquí y que han dejado más dudas que certidumbres.

La muerte de esta universitaria ha podido dejar demostrada la manera en que se llevan a cabo las investigaciones que se realizan cuando se trata de desapariciones de personas.

Fueron los propios familiares de Guerra los que prácticamente han organizado la búsqueda de la joven desaparecida, ante la inercia de las autoridades.

En este caso se ha ido más allá, luego que se encontrase un cuerpo sin vida en la comunidad de Bagala en Boquerón, con evidentes señales de haber sido asesinada. Además, la víctima había sido quemada de la cintura para arriba.

El Ministerio Público esperó durante largas horas para permitir el reconocimiento del cuerpo a la familia. La acción fue precedida de protestas por parte de los parientes de la occisa, que procedieron a impedir el acceso y la salida de la morgue.

Fueron nueve horas que tardó esta autorización, lo que permitió al responsable del crimen ocultar cualquier tipo de evidencia. Fue un largo período que dio ventaja al homicida, a pesar de lo que puedan decir los peritos.

Pasaron 19 días para que las autoridades decidieran inspeccionar la residencia de uno de los sospechosos, para determinar si había algún rastro o evidencia que permitiera involucrarlo en el nefasto acontecimiento (demasiados, de acuerdo con un detective consultado).

Después de esta pesquisa, los familiares de Rolando Samudio Candanedo, demandaron a la representante legal de los allegados a la víctima, Gisela Vega.

En su momento, Vega, quien fuera fiscal de circuito, solo manifestó que estos son actos desesperados, porque a cada momento se va complicando su situación jurídica.

La letrada se mostró convencida de que existen elementos suficientes para someter al sospechoso a una indagatoria.

Mientras se dan estos hechos, la representante de la familia Guerra, ahora es querellada por pedir que se le tome una declaración a quien fuera el novio de Aira Guerra y la última persona que la vio con vida.

La familia de Samudio indica que este ha sido objeto de hostigamientos por la familia de la difunta estudiante, en especial por parte de la apoderada legal, quien sostiene que existen elementos para imputarlo como sindicado en este caso.

Todo esto ha convertido la muerte de una estudiante chiricana en una especie de novela por la dirección que a cada momento toman los acontecimientos.

Sin Comentarios

Escriba su comentario


El uso de este sitio web implica la aceptación de los Terminos de servicios y Politicas de Privacidad.
© Copyright 2014 La Opinión Panamá. La Opinión Panamá Todos los derechos reservados