Botom de cerrar
*/-->
Panamá, jueves 24, de mayo de 2018 | Actualizado el jueves 24, de mayo de 2018 2:48 pm

Ultimas Noticias de PANAMA y el Mundo

Hora de Panamá:   am
Dame le gusta Twitter ico Youtube rss Google +

PUBLICIDAD

Entrevistas, POLÍTICA | noviembre 27, 2012
ENTREVISTA : La ACP debe ser el norte del país
Marco Ameglio. Foto: Ivania Campbell

Marco Ameglio, un político militante del  Partido Panameñista que salió de las filas del liberalismo, se siente decepcionado de la directiva de su colectivo. Fue presidente de ese partido entre enero de 2005 y agosto de 2006, legislador durante cuatro periodos (1989 -2009) y  alcanzó la posición de presidente de la Asamblea Legislativa (1991-1992). Desde los 17 años se activa en la vida política.


En marzo de 2010 el presidente Ricardo Martinelli lo designó miembro de la Junta Directiva de la Autoridad del Canal de Panamá, cargo que deberá ejercer por un periodo de 9 años.


Sin ocultar sus aspiraciones presidenciales, hace fuertes críticas a Juan Carlos Varela, vicepresidente de la república y presidente del  Partido Panameñista.


¿Usted trabajó muy  cerca del presidente Martinelli?


Trabajé en 2009, con la conformación de la alianza entre panameñistas y Cambio Democrático, por petición de Ricardo  Martinelli como presidente y Juan Carlos Varela como vicepresidente. Hasta allí llegó mi participación en ese momento de la campaña. No tuve ni he tenido mayor participación en el gobierno. Se me designó nada más en la junta directiva del Canal,  la cual considero muy buena.


¿Cómo le ha ido en la directiva del Canal de Panamá?


Es una organización donde uno aprende mucho. Primero, porque en Panamá no se repite el modelo que hay en el Canal, heredado del sistema que los norteamericanos impulsaron cuando el Canal estaba bajo su administración.  Nosotros lo hemos adaptado y mejorado. Creo que participar en la directiva, para un político y para un panameño, es una gran experiencia, porque  he aprendido lo difícil  de lograr consenso frente a decisiones críticas.  Es ejemplar y creo que es una enseñanza grata y grande ya que esa es la otra cara de la política y el norte que debería tener el país.


¿Participará en las elecciones internas de su partido?


A raíz de declaraciones que he dado recientemente, inmediatamente saltó a relucir esa posibilidad.  Lamento estar tan restringido para poder tomar esa decisión,  por un calendario inconveniente para algunos y conveniente para otros, que controla las reglas del juego y al  comité de elecciones, que el que escruta y  decide quién va a contar los votos.


Me preocupa el rumbo que lleva mi partido.  ¿A dónde vamos? ¿A dónde nos lleva esta locura?  Criticamos a otros pero no vemos lo que hacemos. Tenemos un  calendario que nos precipita a tomar decisiones  que parece pretende ungir a una sola persona,  como si fuese pecado tener aspiraciones. Es necesario que haya  contrincantes para confrontar ideas y sacar lo mejor cada uno. Es muy difícil tomar  una decisión de participar en esas elecciones.


¿Qué opina de la labor de Juan Carlos Varela al frente del Partido Panameñista?


Él tuvo la oportunidad de hacer las cosas sin oposición.  Represento  una corriente que no es afín con la de  Varela, no nos  hemos estado atacando, sino que nos hicimos a un lado. Soy  de los que da la mano, de los que acepta la derrota. Durante estos años ha prevalecido el sectarismo dentro del colectivo.


¿Cuál sería el candidato a prevalecer, de no unirse el CD y el panameñismo?


De no darse una alianza entre el Panameñista y Cambio Democrático,  Alberto  Alemán Zubieta se verá como el candidato obligado. Veo un escenario claro. Es una locura pensar que dos adversarios políticos históricos se unan: panameñistas y PRD.


 Lo acusan de pro Martinelli ¿Por qué?


La gente aquí cree que para ser panameñista se debe ser varelista y si no lo eres  entonces estás con Martinelli.  No.  Estuve con Martinelli igualito que Varela el día de las elecciones en mayo de 2009.  Pero, a diferencia de él, no fui faldero ni estuve montado en un avión con el presidente,  ni hice negocios, ni soy socio de Martinelli. No he invertido en bancos ni en nada.  Lo que ciertamente no soy es incondicional de nadie, ni de mi partido, ni del presidente.


Lo bueno y lo malo de la gestión presidente Martinelli


Hay algunas cosas que hace bien, entre esas fui nombrado por Martinelli  en la ACP. La gente puede decir si fue buena o mala la designación.


Lo bueno es que es una persona impetuosa y emprendedora, al punto que a uno le  preocupa el sobreendeudamiento, el déficit fiscal  y el cómo vamos a pagar tantas cosas buenas.  Pero en general son cosas buenas.


El problema o lo negativo del Presidente ha sido su personalidad y no sé quiénes lo han asesorado en ese sentido.  Tiene una  facilidad  de iniciar conflictos y luego no puede resolverlos de buena forma. Parece que este gobierno ha tenido un rotundo fracaso en el enfrentamiento de las crisis.



El uso de este sitio web implica la aceptación de los Terminos de servicios y Politicas de Privacidad.
© Copyright 2018 La Opinión Panamá. La Opinión Panamá Todos los derechos reservados