Botom de cerrar
*/-->
Panamá, sábado 17, de febrero de 2018 | Actualizado el sábado 17, de febrero de 2018 4:17 pm

Ultimas Noticias de PANAMA y el Mundo

Hora de Panamá:   pm
Dame le gusta Twitter ico Youtube rss Google +

PUBLICIDAD

Entrevistas, Nacional | mayo 19, 2014
Estabilidad marítima depende de la ampliación del Canal de Panamá
Hay que felicitar a ambos, la CAPAC y el SUNTRACS, por reanudar sus labores en la ampliación del Canal.
Ing. Ilya Espino de Marotta, vicepresidente ejecutiva de Ingeniería y Administración de Programas de Ampliación del Canal. Por: Flor Lizondro/ Fotos: Cortesía

La ampliación del Canal de Panamá fue aprobada en un referéndum nacional. Su realización fue anunciada el 24 de julio de 2006 por el entonces presidente Martín Torrijos y se llevó a cabo el 22 de octubre de ese mismo año, dando como resultado un 76.83 por ciento a favor del proyecto, en tanto un 21.76 por ciento votó en contra.

La ampliación del Canal de Panamá sería mediante la construcción de un tercer juego de esclusas que incrementaría el cauce de navegación. Este proyecto se basa en la construcción de nuevas esclusas, una en lado Atlántico y otra en el lado Pacífico de la vía, para permitir el paso de buques tamaño Post-Panamax, los cuales, dado que superan las dimensiones de los Panamax, actualmente no pueden navegar por la ruta interoceánica.

Con la detonación del Cerro Cartagena, ubicado en las riberas del Canal de Panamá, un lunes 3 de septiembre de 2007, se dio inicio a las obras de ampliación.

Se tenía contemplado que estas nuevas esclusas fueran inauguradas el 15 de agosto de 2014, fecha en que se conmemora el primer centenario del Canal de Panamá pero, debido a la crisis surgida por los sobrecostos entre el consorcio Grupos Unidos por el Canal y la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y la reciente huelga por parte del Suntracs que retrasó 15 días los trabajos, se estima que la ampliación culminará en el año 2015.

Reanudadas las labores en el Canal de Panamá por los trabajadores miembros del SUNTRACS, quisimos  conocer las reacciones por parte de la ACP, para La Opinión en sus Manos y Canal Plus.   Entrevistamos a Ilya Espino de Marotta, vicepresidente ejecutiva de Ingeniería y Administración de Programas de Ampliación del Canal y estas fueron sus declaraciones.

Recientemente se reanudaron los trabajos en la ampliación del Canal de Panamá ¿Cómo ha sido este proceso?

Excelente noticia. Anoche se firmó el convenio Suntracs-Capac por supuesto, no al nivel que esperábamos pero, considerando que hubo un paro de quince días hay trabajos en todos los frentes de la obra con un 50 por ciento de ejecución en todas las áreas del proyecto, tanto en el Pacífico como en el Atlántico

Ese 50 por ciento, como usted dice ¿aumentará a medida que vayan pasando los días y se restablecerá  totalmente el proceso?

Lastimosamente, estamos al final de la semana. Yo espero que el hub esté de vuelta al 70 por ciento, a más tardar el lunes que es donde habíamos quedado antes del paro. Recordamos que en el paro original de febrero GUPC nunca había alcanzado el 100 por ciento de producción cuando se dio el segundo paro, así es que esperemos que a final de mes ya estemos al 100 por ciento, pero ya la otra semana ya estemos al 70 por ciento que estábamos antes de iniciar la huelga.

 ¿Qué repercusiones trae este segundo paro en costos y también en tiempo para la ampliación del Canal de Panamá?

En costos todavía no sabemos pero el contratista sí nos envió una nota de intención de reclamo el 25 de abril o sea, dos días después que se inició el paro. Me imagino que ahora que inauguran obras, ellos harán una evaluación de cuánto ha sido el impacto en dinero y tiempo y nos presentarán el reclamo formalmente. En el aspecto temporal, creo que podemos hablar de un día de atraso por cada día de huelga, a menos que el contratista pueda mitigarlo.

Ellos harán esa evaluación en los próximos días. Hoy había un 50 por ciento de la fuerza laboral, así es que vamos a ver si llegan hasta el 70 para ver el impacto real que ha tenido sobre la obra. 

Me imagino que las repercusiones han sido altísimas puesto que esta es la segunda paralización que ocurre en los trabajos de la construcción. En el futuro ¿creen ustedes que puedan entregar realmente estas obras para el año que se había previsto?

Sí, todavía seguimos hablando de diciembre de 2015 pero, si realmente el impacto es de un día de huelga por un día de atraso, sería el 15 de enero de 2016. Recuerdo que cuando llegamos al acuerdo de entendimiento con GUPC el 28 de febrero, que se firmó el 20 de marzo, la fecha era diciembre del 2015; sin embargo, hay un atraso de hasta dos meses que son imputables al contratista pero esta huelga no sería atribuible al contratista porque estuvo fuera de su alcance.

Se espera que celebremos el centenario del Canal de Panamá para el 15 de agosto de este año. ¿Cree usted que podamos contar con esa gran celebración?

Sí, por supuesto. La fecha original era después del centenario, en octubre de 2014 pero ya no se dará. No obstante, las celebraciones del centenario sí se realizarán pues el Canal sigue operando perfectamente bien durante la realización del proyecto, así que no debe haber problemas con el centenario.

Tengo entendido que actualmente el Canal de Panamá aporta unos 960 millones de dólares al fisco, al Estado panameño. ¿Cuánto aportará con la ampliación y el tercer juego de esclusas?

Eso va a depender de los peajes, que todavía no han sido establecidos. Supongo que se aplicarán con las nuevas esclusas, aunque en la propuesta del plan maestro, sí se pensó en triplicar los aportes al Estado, en un horizonte de 25 años, al 2025, que era la proyección que se había hecho.

En el año 2006, bajo la administración del expresidente Martín Torrijos, todos los panameños dijimos sí a la ampliación del Canal de Panamá, pero todavía hay un sector que dice por qué la ampliación. ¿Realmente era necesaria esta ampliación del Canal?

La ampliación es totalmente necesaria; es más, es una lástima que tengamos un atraso porque estamos comprobando la necesidad de este proyecto cada día. Hemos perdido algunos servicios de línea porque ya hay barcos portacontenedores que no caben por el Canal y han buscado la ruta de Suez, así que eso es evidencia clara de que este proyecto es sumamente necesario para mantener vigente la ruta.

Actualmente ¿cuál es la medida de los buques grandes que pasan por el Canal de Panamá y una vez ampliado cuál será el tamaño de los que podrán cruzar la vía?

Analizando el segmento de portacontenedores, que es el que más ingresos aporta al Canal, los más grandes son los que transportan entre 4 mil 500 y 5 mil teus. Las esclusas que serán utilizadas con el Canal ampliado fueron diseñadas para permitir el paso de embarcaciones de unos 14 mil teus. De esta forma se estará triplicando la carga. Por eso, los barcos de esas dimensiones ya están saliendo al mercado y están utilizando la ruta de Suez porque todavía el Canal de Panamá no ha terminado de ser ampliado.

Hablando de la huelga, cuando el Grupo Unidos por el Canal exigió mil 600 millones de dólares, ustedes llegaron a un acuerdo para que se restablecieran los trabajos de ampliación. ¿Cómo quedó esto?

En ese memorándum de entendimiento dijimos que la ACP daría una moratoria. Nosotros, como parte del contrato, les hicimos un adelanto de 600 millones de dólares. Durante la ejecución de la obra, les hicimos otros adelantos adicionales y, en total la cantidad asciende a 758 millones que ellos han tenido que repagar. Como parte del acuerdo, otorgamos una moratoria que se encuentra protegida por cartas de crédito y por otros instrumentos financieros. A medida que ellos sigan adelantando el proyecto tendrán que repagar esa deuda o sea que ellos tienen la liquidez suficiente para continuar con los trabajos, igual que en el acuerdo llegamos a que la fianza de cumplimiento, firmada en Zúrich, sea de 400 millones de dólares. Ellos van a seguir esos fondos adicionales y nosotros vamos a entregarles la fianza de cumplimiento. Esas son las medidas que se tomaron para que ellos pudieran contar con liquidez suficiente para terminar la obra.

Mientras tanto, ellos continúan con los reclamos de 1.6 mil millones de dólares ante instancias como la Junta de Resolución de Conflictos y, en todo caso, la de arbitraje. En estos momentos, el reclamo de los 500 millones lo vamos a ver con la Junta de Resolución de Conflictos en septiembre de este año. Ya tenemos diez días para esa audiencia y ellos han iniciado el reclamo en la Atalía Sur del Pacífico, mientras que parar el arbitraje todavía no hemos puesto fecha pero ya se están iniciando los trámites.

Todavía queda pendiente otro reclamo de los 900 millones, el que ellos presentarán por lo que consideran interferencia. Este se encuentra bajo la evaluación de la ACP porque ellos todavía no han entregado toda la información necesaria para que podamos tomar una determinación.

¿Cuál es el presupuesto, el costo total y el porcentaje en este momento en que se encuentra la obra, luego de que los trabajadores reanudaran sus labores después de 15 días de huelga?

Los trabajos de construcción de  las esclusas llevan un 68 por ciento de avance. Esto está de acuerdo con lo que fue firmado, 3.1 billones más lo cambios que se han dado por las cláusulas de escalamiento o sea que sería un total de 3.3 billones de dólares; ese es el monto del contrato y, dependiendo de los reclamos que les puedan ser adjudicados, es posible que ese monto se incremente.

¿Cuántos buques son los que pasan cada año por el Canal de Panamá?

En total son unos 14 mil buques. Tenemos un promedio de 38 a 42 diarios adicionales de los que pasan por las esclusas existentes.

¿Cuál es el porcentaje de la mano de obra panameña que trabaja en la ampliación del Canal?

El 90 por ciento de la mano de obra que labora en los trabajos de ampliación del Canal de Panamá es panameña, tal como señala la ley. El contratista siempre ha cumplido con ese promedio.

Definitivamente, solo la mano de obra de la empresa o de las empresas que participan en la ampliación no podía continuar con los trabajos durante la huelga, aunque no estuvieran ellos en paro, sino que es imposible. Por ley ellos no pueden traer esta cantidad de personas al país y realmente la mano de obra extrajera que está en Panamá son ejecutivos, ingenieros y uno que otro capataz, pero la mayoría de la mano de obra que está trabajando en la obra es panameña.

Nicaragua tiene planes de construir un canal muy parecido al nuestro inclusive,  se dice que es un empresario chino quien aportaría los recursos  y que este proyecto ya fue aprobado por los diputados de ese país. ¿Qué hay de cierto en esto?

Sí, es cierto que en Nicaragua se pasó una ley que autoriza a ese empresario chino, al que le asignan un área de terreo para que puedan desarrollar, no solo un canal, sino también un ferrocarril, un puerto, una zona libre o sea que se trata una serie de proyectos como los que existen en Panamá. Yo tuve la oportunidad de estar en Nicaragua y conversé con algunos representantes de su gobierno que forman parte del proyecto. Ha habido una reciprocidad porque Nicaragua ha venido también a Panamá para conversar sobre nuestro proyecto y han dicho que no les preocupa la parte financiera. A nosotros nos parece una iniciativa sumamente costosa y no vemos muy viable su financiamiento. Nos han dicho que se trata de una inversión china y hay disposición por parte de Nicaragua de aportar, por lo que se sienten muy confiados con el proyecto. Tendremos que esperar.

¿Considera usted que el canal de Nicaragua sería una competencia para el de Panamá?

Si se llega a ejecutar el proyecto, dependiendo de los peajes que se vayan a pagar y con las esclusas que van a instalar allá, tal vez pudiera convertirse en una competencia, aunque hay ciertas cosas que no lo permitirían a corto plazo ya que los nicaragüenses afirman que en seis años podrá estar construido su canal; sin embargo, nosotros sabemos que eso no es posible. Así que, si se llega a materializar este proyecto, entonces sí sería una competencia para Panamá.

Un mensaje para todos los panameños en especial para el sector de la construcción que han reanudado sus labores.

Me parece que hay que felicitar a la Capac y al Sunctracs que reanudaron sus labores en la ampliación del Canal.   Me parece que tuvieron la capacidad de llegar a un acuerdo, lo que me hace sentir muy satisfecha porque se trata de un proyecto para el país. De este proyecto depende la estabilidad marítima de nuestro país porque el Canal es un conglomerado, no es nada más el Canal de Panamá así que es un proyecto de país. También me siento muy satisfecha porque creo que no habrá más paralizaciones en el futuro.

 

Galería de Fotos

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Terminos de servicios y Politicas de Privacidad.
© Copyright 2018 La Opinión Panamá. La Opinión Panamá Todos los derechos reservados