Botom de cerrar
*/-->
Panamá, martes 17, de julio de 2018 | Actualizado el martes 17, de julio de 2018 3:36 pm

Ultimas Noticias de PANAMA y el Mundo

Hora de Panamá:   pm
Dame le gusta Twitter ico Youtube rss Google +

PUBLICIDAD

Mundo | junio 27, 2018
¿Qué pasará ahora con los 2.300 niños inmigrantes detenidos en todo Estados Unidos?

 

El decreto firmado este miércoles por el presidente de EE.UU., Donald Trump, reemplaza la separación de familias al detenerlas en conjunto. Foto/Cortesía

(CNN) – Las familias que traten de ingresar ilegalmente a Estados Unidos ya no serán separadas de sus hijos en la frontera con México. Sin embargo, no queda claro cuándo o si de hecho ocurrirá los 2.300 niños apartados de sus padres bajo la política anterior se reunirán con ellos. Tampoco hay certezas frente al plan a largo plazo para las familias que sean detenidas conjuntamente.

Esto es lo que sabemos:
¿Continuarán las detenciones?
Sí, aquellos que crucen la frontera ilegalmente seguirán siendo arrestados. El decreto firmado este miércoles por el presidente de EE.UU., Donald Trump, reemplaza la separación de familias al detenerlas en conjunto.

Esta reciente medida busca más autoridad para arrestar a las familias juntas hasta que terminen sus procesos de inmigración.

El decreto de Trump ordena que las familias sean alojadas juntas “de manera apropiada y consistente con la ley y los recursos disponibles”. No quedó inmediatamente claro si esta advertencia también significa que algunas separaciones continuarían ocurriendo.

¿Se reencontrarán con sus familias los niños que ya fueron separados?
La respuesta corta: es demasiado pronto para saberlo.

Hasta el momento, el Gobierno no ha proporcionado detalles acerca de cómo planea reunir a con sus familias a los por lo menos 2.300 niños que ya fueron separados.

Es más, estos menores han sido designados como “niños extranjeros no acompañados” y se encuentran en centros u hogares de acogida desplegados en todo el territorio país, lejos de la frontera entre Estados Unidos y México, incluyendo lugares como Michigan, Nueva York, Carolina del Sur y otros.

El decreto no aborda el tema de reunir a las familias que fueron apartadas. Además, las políticas existentes dejan en los padres la responsabilidad de encontrar a sus hijos bajo custodia del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés) y de intentar reencontrarse con ellos.

“Para los menores que actualmente están en el programa de niños extranjeros no acompañados, el proceso de patrocinio continuará como de costumbre”, indicó este miércoles Kenneth Wolfe, portavoz del HHS.

Bajo ese programa, los niños suelen ser contactados con familiares, amigos u otros voluntarios aptos para cuidar de ellos. Sin embargo, en la mayoría de los casos los menores estaban sin acompañantes cuando ingresaron ilegalmente a EE.UU. Ahora, una vez el padre o madre es un adulto que se encuentra en un centro de detención resulta poco probable que el HHS le devuelva a sus hijos, debido a que no calificaría como patrocinador.

Horas después este miércoles, el portavoz de la División de Familias del Departamento de Salud y Servicios Humanos señaló que Wolfe “habló incorrectamente”. Pero tampoco entregó detalles sobre algún plan para reunir a las familias. “Es aún muy temprano y estamos esperando más orientación sobre el asunto”, sostuvo Brian Marriott.

“Estamos enfocados en continuar brindando servicios y cuidado de calidad a los menores en las instalaciones del HHS/ORR (Oficina de Reasentamiento de Refugiados) y en reunir a los niños con un familiar o un patrocinador apropiado, como lo hemos hecho desde que el HHS heredó el programa”, insistió.

A los padres se les ha dicho que se comuniquen con las líneasdirectas para encontrar a sus niños. También el Gobierno, en un folleto entregado a inmigrantes, indicó que trabajará entre las agencias para programar una comunicación telefónica regular. Sin embargo, los programas son difíciles de navegar, según le dijeron a CNN defensores de inmigrantes, y los padres bajo custodia de los funcionarios de inmigración o en prisión no pueden recibir llamadas telefónicas.

John Sandweg, exdirector del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) aseguró que estaba “realmente conmocionado” al ver que el decreto no abordó el problema. “Pensé que el objetivo de todo esto era reunir a los niños”, sostuvo.

¿Qué pasa con los niños que no han llegado a las instalaciones del HHS?
Antes de ser transferidos a la supervisión del HHS, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) que opera principalmente a lo largo de la frontera– puede retener a los menores hasta por 72 horas.

Los niños que se encontraban en manos de la CBP cuando entró en vigencia el decreto de Trump, ahora permanecerán allí hasta que sus padres regresen de los procedimientos judiciales y entonces serán detenidos junto con ellos, de acuerdo a lo que insinuó un anuncio hecho este jueves por la agencia fronteriza.

“Estamos reuniendo a aquellos niños que siguen bajo custodia de la Patrulla Fronteriza con sus padres o tutores legales que regresaron a custodia de la Patrulla Fronteriza, tras el enjuiciamiento”, indicó un portavoz de la CBP en un comunicado.

¿Quién detendrá a las familias?
A diferencia de lo que se hacía antes, los adultos detenidos no serán entregados al Departamento de Justicia cuando enfrenten cargos. En su lugar, quedarán bajo custodia del Departamento de Seguridad Nacional, un cambio que la administración había señalado no podía efectuar.

El decreto mantiene una excepción en caso de que un niño esté en riesgo o exista la preocupación de que el padre representa un peligro para su bienestar.

También hay un truco que establece que las familias serán detenidas “en la medida en que lo permita la ley y sujeto a la disponibilidad de asignaciones”. De nuevo, algo que queda por resolver.

¿Dónde permanecerán las familias detenidas?
El decreto también ordena a las agencias federales –especialmente al Departamento de Defensa– empezar a preparar instalaciones que podrían albergar a las miles de familias que ahora serán detenidas.

Actualmente hay más camas para adultos solteros que para familias, pues estas requieren condiciones diferentes. Con unas cuantas miles de familias detenidas cruzando la frontera ilegalmente en promedio cada mes, la decisión de retenerlas a todas podría rápidamente cargar a los recursos gubernamentales.

Los militares no tendrían ninguna responsabilidad frente a las actividades que dirija el HHS, indicaron los funcionarios de Defensa. De hecho, lo comparan a ser un “propietario”, pero no contar con responsabilidad por la gestión de la vivienda, seguridad, servicios de alimentación u otras actividades.

¿Cuándo se oirán los casos de inmigrantes en los tribunales?
En el decreto, Trump hizo un esfuerzo para que los casos de familias en los tribunales de inmigración se resuelvan con mayor rapidez.

Actualmente, si una familia cuenta con un argumento potencialmente válido para pedir asilo, su fecha de audiencia en la corte puede programarse para meses o años después. Y, durante este tiempo, los inmigrantes pueden vivir y trabajar en Estados Unidos.

Con el fin de agilizar el proceso para deportar a una familia o entregarle su estatus legal, Trump le ordenó al Departamento de Justicia “priorizar” los casos que “involucren a las familias detenidas”, presumiblemente poniéndolas en el primer lugar de los asuntos que la corte debe resolver.

 


El uso de este sitio web implica la aceptación de los Terminos de servicios y Politicas de Privacidad.
© Copyright 2018 La Opinión Panamá. La Opinión Panamá Todos los derechos reservados