Botom de cerrar
*/-->
Panamá, martes 26, de mayo de 2020 | Actualizado el martes 26, de mayo de 2020 5:05 pm

Ultimas Noticias de PANAMA y el Mundo

Hora de Panamá:   pm
Dame le gusta Twitter ico Youtube rss Google +

PUBLICIDAD

Mundo | enero 30, 2015
La ruleta de la tortura en Filipina
Adis Urieta El gobierno de Filipinas cuenta con las leyes adecuadas contra la tortura, reconoció Amnistía Internacional (AI), “lo que necesita ahora es hacer que se cumpla la ley.”
Una “ruleta de la tortura”. En una casa de seguridad de la policía de la provincia de Laguna, al sur de Manila, Filipinas.

La ruleta de la tortura había copiado su nombre de los populares programas de televisión en todo el mundo, la “ruleta de la fortuna”, donde los jugadores podían llevarse jugosos premios y dinero, pero en oscuros calabozos del país del sudoeste asiático, un reo sometido al macabro juego, sufría  maltratos  de acuerdo a lo que le saliera en la “rueda del azar” de los castigos.

 

La organización de Derechos Humanos, Amnistía  Internacional (AI) en un reciente informe, recordó el caso descubierto el año pasado y ha recriminado que  los culpables aún no han sido llevados ante los tribunales.

 

 

La Ruleta de la Tortura

Amnistía Internacional (AI) recuerda que el caso fue denunciado por la Comisión de Derechos Humanos de Filipinas y que detallaba que en un rincón oscuro de un centro de detención de Laguna, provincia situada al sur de Manila, capital de Filipinas, existía una imitación de la ruleta de la fortuna.

 

En lugar de repartir premios y dinero, la policía del centro, usaba su propia ruleta para decidir cómo torturar a los detenidos y que esto era como una especie de diversión de los custodios y efectivos policiales.

 

Detalla que a los detenidos los iban sacando uno a uno de sus celdas.  Se les decía ‘Taryado ka na’, es decir “te toca la ruleta” y les llevaban a otra zona del centro carcelario en secreto de detención, donde un policía hacía girar la rueda del azar y de acuerdo a lo que salía en ella, asimismo eran los diferentes tipos de tortura que recibía el “desafortunado”.

 

Una de las categorías en la ruleta era la “postura del murciélago por 30 segundos”, en la cual el detenido era colgado boca abajo durante medio minuto.

 

También estaba la categoría  “Manny Pacquiao 20 segundos” , el recluso que le saliera este tipo, era sometido a una serie de puñetazos sin interrupción por 20 segundos.

 

AI entrevistó a detenidos que fueron sometidos al juego y narraron que muchas veces sucedía que, cuando los policías después de emborracharse, siempre “se iban a jugar la ruleta”. Narraron que muchos de los detenidos eran jóvenes de 17 o 18 años, detenidos por posesión de marihuana, y a quienes les tocaban castigos como choques eléctricos, disparo de perdigones o el lanzamiento de dardos a su cuerpo.

 

 

¿Qué sucedió con los culpables?

 La Comisión de Derechos Humanos de Filipinas identificó a diez policías involucrados en el siniestro juego, quienes fueron relevados de sus funciones.

 

Pero AI insiste que no fue suficiente “más allá de esta sanción administrativa, ninguno de ellos ha sido declarado culpable por un tribunal”.

 

Calificó de abyecto, el  uso de la ruleta en la clandestinidad, casi a oscuras, pero dijo que “es emblemático el frecuente uso de la tortura en el país”.

 

Según una investigación reciente de Amnistía Internacional (AI), la práctica de la tortura es aún frecuente o abundante en Filipinas.  AI dice que los detenidos bajo custodia de la policía son sometidos a descargas eléctricas; golpes, puñetazos y patadas sistemáticos; golpes con bates de madera o barras de metal; quemaduras con cigarrillos; simulacros de ahogamiento y semiasfixia con bolsas de plástico casi como “parte del acuerdo” del azar al que someten a los reos.

 

Los gobiernos de Filipinas se han comprometido con acabar con el fenómeno,  han ratificado dos tratados internacionales claves contra la tortura y hace cinco años, se aprobó una  Ley contra la Tortura.

 

La presidencia del Comité del Senado de Filipinas, tras la denuncias de AI, exigió a la policía que examinase el informe y presentara su respuesta junto con información sobre los programas instituidos por la policía para abordar la tortura.

 

AI dice que el problema de que no se perciban la cantidad de casos de implicados en tortura ante los tribunales, puede ser  la ausencia de investigaciones efectivas por parte de las autoridades,  corrupción dentro de la policía y que debido a ella, los afectados por torturas no hagan, ni se atrevan a realizar las denuncias respectivas.

 

Aunque sea un trabajo árduo eliminar este flagelo, AI dice que no hay otra opción, no se puede permitir que se continúe con este grave problema.

 

El  informe “Above the Law: Police Torture in the Philippines” de AI del mes de diciembre del 2014, advertía lo siguiente: “la cultura de impunidad generalizada permite que la tortura a manos de la policía esté fuera de control en Filipinas”.

 

AI anunció una campaña entonces para enfrentar esta problemática. El recuerdo del aniversario del descubrimiento de la ruleta de la tortura es parte de esta campaña.

 

El gobierno de Filipinas  cuenta con las leyes adecuadas, reconocio AI, “lo que necesita ahora, es hacer que se cumplan, para que la policía no esté por encima de la ley.”

Galería de Fotos

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Terminos de servicios y Politicas de Privacidad.
© Copyright 2020 La Opinión Panamá. La Opinión Panamá Todos los derechos reservados