Botom de cerrar
*/-->
Panamá, sábado 28, de marzo de 2020 | Actualizado el domingo 23, de febrero de 2020 10:55 am

Ultimas Noticias de PANAMA y el Mundo

Hora de Panamá:   pm
Dame le gusta Twitter ico Youtube rss Google +

PUBLICIDAD

Mundo | junio 16, 2015
Fallece Kirk Kerkorian, magnate hotelero de Las Vegas
Developer La Opinion
[email protected]
El magnate de Las Vegas Kirk Kerkorian.

El multimillonario Kirk Kerkorian, que no terminó el octavo grado pero construyó los hoteles más grandes de Las Vegas, trató de controlar Chrysler y compró y vendió los estudios MGM tres veces, falleció el lunes en Beverly Hills. Tenía 98 años.

El reservado y modesto Kerkorian se pasó gran parte de su vida tratando de evitar la atención pública y pocas veces concedió entrevistas. Él se llamaba a sí mismo «un muchacho de pueblo que tuvo suerte».

Desdeñaba las fiestas elegantes de Hollywood y los estrenos de películas. En lugar de llegar a un evento en limusina, a menudo arribaba al volante de su vagoneta Mercury.

«Él era un tipo muy privado que se alejaba de la atención, tanto en los negocios como en los actos caritativos», dijo Patty Glaser, su abogada de cuatro décadas.

Tras ganar su fortuna inicial transportando a jugadores a Las Vegas con Trans International Airlines, construyó el International Hotel, que con 30 pisos y 1.558 habitaciones era el más grande del mundo cuando fue inaugurado a finales de la década de 1960. Llevó a Elvis Presley a cantar allí en 1969, cuando la leyenda del rock and roll relanzaba las presentaciones en vivo en su carrera.

Aunque de tamaño medio para Las Vegas de la actualidad, el hotel, llamado ahora Westgate Las Vegas, representaba un riesgo de negocios considerable en un momento en que las propiedades promediaban 250 habitaciones.

«Yo tenía total confianza, o no habría acometido el proyecto», dijo Kerkorian más tarde. «Siempre he sido optimista respecto a Las Vegas».

Más hoteles e inversiones

Cuando el magnate inaugur ó el primer hotel MGM Grand en Las Vegas en la década de 1970, fue nuevamente el más grande del mundo, con más de 2.000 habitaciones y un salón de espectáculos de 1.200 butacas. Años después construiría otro MGM Grand, ahora con más de 5.000 cuartos y, de nuevo, el más grande del planeta.

«Él construyó las habitaciones y las atracciones que trajeron a Las Vegas a una base increíblemente amplia de personas acaudaladas», dijo una vez Hal Rothman, profesor de historia en la Universidad de Nevada, en Las Vegas. Rothman falleció en el 2007.

Kerkorian también compró y vendió el estudio cinematográfico Metro-Goldwyn-Mayer en tres ocasiones, y en cada una de ellas obtuvo ganancias. Además, invirtió en la industria automotriz, aunque sus intentos por adquirir Chrysler fueron infructuosos.

«Sin importar lo que la gente piense, nunca hubo un gran plan maestro», dijo Kerkorian. «Cada año fue un año importante para mí. Primero yo estaba tratando solamente de ganar lo suficiente para comer, y luego lo suficiente para comprar un auto».

El senador Harry Reid dijo el martes en el Senado que «cuando se escriban libros de historia, dirán mucho sobre este hombre bueno».

Parte de biografía

El magnate nació bajo el nombre de Kerkor Kerkorian en Fresno, California, en 1917, uno de cuatro hijos de un armenio pobre que cultivaba fruta.

Durante su breve carrera boxística fue campeón amateur welter del Pacífico. Pero no tenía el tamaño suficiente como para pasar al profesionalismo, así que tornó su atención a los negocios.

En la Segunda Guerra Mundial trabajó para el comando de transporte aéreo de la Real Fuerza Aérea en Canadá, pilotando bombarderos Mosquito en peligrosas misiones de suministros de Canadá a Escocia.

Tras la guerra, remodeló un pequeño avión bimotor y transportó pasajeros entre el sur de California y Las Vegas, que en esa época estaba en pleno crecimiento.

En 1947, Kerkorian compró una pequeña aerolínea de vuelos fletados y la renombró Trans International Airlines.

Casi dos décadas más tarde, puso a la venta títulos de TIA en el mercado bursátil y las acciones se dispararon, lo que marcó el comienzo de su fortuna.

Kerkorian se casó tres veces. Él y su segunda esposa tuvieron dos hijas, Tracy y Linda.


El uso de este sitio web implica la aceptación de los Terminos de servicios y Politicas de Privacidad.
© Copyright 2020 La Opinión Panamá. La Opinión Panamá Todos los derechos reservados