Botom de cerrar
*/-->
Panamá, martes 21, de mayo de 2019 | Actualizado el lunes 22, de abril de 2019 5:04 pm

Ultimas Noticias de PANAMA y el Mundo

Hora de Panamá:   am
Dame le gusta Twitter ico Youtube rss Google +

PUBLICIDAD

Deportes | abril 15, 2019
El ex presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol fue suspendido de por vida por la FIFA
La cámara de resolución de la Comisión de Ética de la FIFA tomó la decisión sobre José María Marin, que fue condenado a cuatro años de cárcel en Estados Unidos el pasado agosto
José María Marín

El antiguo presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol José María Marín, condenado en agosto de 2018 por la justicia estadounidense a cuatro años de prisión por corrupción, está “sancionado de por vida de toda actividad ligada al fútbol”, anunció este lunes la FIFA.

Primer gran dirigente del fútbol en ser condenado en el escándalo del ‘Fifagate’, el brasileño deberá además pagar una multa de un millón de francos suizos (más de 880.000 euros), indicó la FIFA en un comunicado.

“La investigación relativa al señor Marín se refirió a diversos sistemas de corrupción esencialmente durante el periodo 2012-2015, y ligados a su papel en la concesión de contratos a empresas para los derechos de medios y marketing de competiciones de la Conmebol, de la Concacaf, y de la CBF”, se puede leer.

Durante su proceso en Nueva York, varios testigos afirmaron que el dirigente de 86 años y su número 2, Marco Polo del Nero, percibieron 6,55 millones de dólares en sobornos de manos de empresas de marketing deportivo a cambio de la concesión de los derechos de difusión en televisión y de promoción de grandes torneos de fútbol en América del Sur.

José María Marín quien por 5 décadas supo mantenerse a lado del poder en su país, especialmente durante la dictadura militar, empezó temprano y fue escalando rápidamente. Comenzó su vida política en 1963 como concejal en la rica ciudad de San Pablo, y desde ese momento Marin ya no dejaría nunca más los vínculos con el poder.

En 2012, Marín accede finalmente a la presidencia de la CBF tras la renuncia de Teixeira que saldría acosado por denuncias de corrupción. La administración de Marín no se salvó de las críticas por las irregularidades de su gestión.

Tras su detención en Suiza y posterior extradición a EEUU, Marín llegó a pagar 1 millón de dólares para quedarse con “arresto domiciliario” en un departamento del lujoso “Trump Tower” donde permaneció hasta el último día que asistió a la Corte de Nueva York.

El ‘Fifagate’ estalló en mayo de 2015, con la detención en Zúrich de Marín y de otros responsables del fútbol, en el marco del congreso de la FIFA.

Extraditado a Estados Unidos en noviembre del mismo año, el brasileño fue declarado culpable por corrupción, fraude bancario y blanqueo al término de un largo proceso en Nueva York sobre la corrupción en el seno de la instancia del fútbol mundial.


El uso de este sitio web implica la aceptación de los Terminos de servicios y Politicas de Privacidad.
© Copyright 2019 La Opinión Panamá. La Opinión Panamá Todos los derechos reservados