Botom de cerrar
*/-->
Panamá, Jueves 17, de Agosto de 2017 | Actualizado el Miércoles 16, de Agosto de 2017 2:17 pm

Ultimas Noticias de PANAMA y el Mundo

Hora de Panamá:   am
Dame le gusta Twitter ico Youtube rss Google +

PUBLICIDAD

Nacional, Salud | Mayo 24, 2017
Discurso del Ministro de Salud en la 70 Asamblea de la OMS
Ministro_4

Ante todo, lamentamos profundamente los sucesos perpetrados ayer en la ciudad de Manchester. En nombre de mi país le felicito por su designación como Director General de la Organización Mundial de la Salud y le auguro el mayor de los éxitos al frente de esta, nuestra Organización.

En línea con el tema principal definido para esta Asamblea Mundial de la Salud: MEJORAR LOS SISTEMAS DE SALUD EN LA ERA DEL DESARROLLO SOSTENIBLE, me permito expresar la visión mi país, la República de Panamá, de proteger a nuestro pueblo y contribuir con la salud pública mundial, tomando en cuenta la interrelación entre los 17 Objetivos del Desarrollo Sostenible (OSD), los derechos humanos, la importancia del abordaje integral de los determinantes sociales de la salud. Uno de los retos a enfrentar es contar con sistemas sostenibles de seguimiento y evaluación de los indicadores de los ODS, para efectivamente poder ajustar, redirecionar acciones intersectoriales y rendir cuenta sobre lo actuado para lograr estas metas.

En ese sentido, desde el sector salud, estamos abocados al desarrollo de un Observatorio de los ODS, que permita hacer este seguimiento en forma oportuna. La resiliencia es un proceso de adaptación que realiza el ser humano, junto a su comunidad, en busca de la compensación y la protección. Es un atributo de los sistemas de salud bien desarrollados, que están orientados al acceso y la cobertura universal.

Para el logro de esto, se requiere de la cooperación política de los gobiernos, abordando de forma efectiva, los determinantes sociales de la salud. Múltiples acciones se han tomado pero quiero destacar que estamos impulsando la oferta de servicios de agua y saneamiento básico, priorizando la atención en el primer nivel para lo cual desarrollamos Proyectos de Extensión de Coberturas innovadoras y el programa Mi Salud Primero; a fin de poder articular redes integradas de atención.

Además, con especial interés en el esquema de vacunación, para que continúe siendo completo, universal y efectivo. Una situación que quiero destacar se refiere a la creciente migración irregular que estamos experimentando no solo a nivel de la región de las Américas, sino a nivel mundial, fenómeno humanitario que representa una amenaza para nuestros sistemas de salud.

Esta preocupación nos llevó el año pasado, en el marco del Consejo Directivo de la Organización Panamericana de la Salud, a convocar la movilización de nuestros gobiernos y autoridades de salud para garantizar la atención y protección del derecho a la salud de migrantes y poblaciones locales. De igual forma, somos conscientes de la trascendencia de favorecer intervenciones costo efectivas para reducir la carga por enfermedades no transmisibles, donde el control de factores de riesgo como el consumo de sal, azúcares y comida chatarra son prioridad nacional, también lo es la inversión para la generación de conocimientos y el desarrollo de tecnologías sanitarias que permitan acercar la salud a toda la población. La implementación del Convenio Marco de la OMS para el Control de Tabaco ha impactado favorablemente en el descenso del consumo de tabaco, somos el cuarto país del mundo con la menor prevalencia en población de 15 años y más.

Es por ello, que los exhortamos a fortalecer las sinergias entre esta Asamblea y la Conferencia de las Partes, así como entre ambas Secretarías. Creo que debemos romper paradigmas para lograr resultados diferentes y que nos lleven a tener más y mejor calidad de vida de nuestros conciudadanos. En este concepto, Panamá, ante una inusual virulencia del brote de la gripe H1N1 del año pasado, vacunamos al 63% de población, lo cual resultó en un corte abrupto de la curva epidemiológica. Además, desde el 2015 se ha implementado la estrategia conocida como el Censo de Salud Preventiva, orientada a la búsqueda activa de las personas mayores de 40 años que padecen de alguna de las enfermedades no transmisibles, específicamente HTA, Diabetes, Dislipidemia y obesidad. Se les inicia tratamiento a aquellos que estén enfermos, aunque estén asintomáticos y quedan adscritos al centro de salud respectivos.

Hasta el momento se han censado cerca de 200 mil personas, con resultados impresionantes. Esta estrategia no solo nos ayudará a identificar los enfermos asintomáticos, sino que también nos servirá para una adecuada planificación de presupuesto de medicamentos.

Consecuente con esta estrategia, se están implementando la regulación de bebidas azucaradas y comida chatarra en los kioscos escolares para empezar la educación en los niños de nuestro país. Además, nos disponemos a implementar también el etiquetado de alimentos.

La transformación del sistema de salud es definitivamente una prioridad nacional mediante la cual pretendemos optimizar el uso de los recursos financieros del sector público y el desarrollo del personal de salud. Siempre atacando los determinantes sociales de la salud junto a los gremios que participan en esta transformación. Para el Gobierno de Panamá, la Salud es un derecho y un deber, que asumimos con responsabilidad, transparencia y eficiencia económica. Panamá, el país que hace más de 100 años dividió su tierra para unir al mundo, se prepara para recibir a muchos jóvenes en marzo de 2019, organizando la JMJ, para lo cual es importante un sistema de salud sólido y resiliente.

Sin Comentarios

Escriba su comentario


El uso de este sitio web implica la aceptación de los Terminos de servicios y Politicas de Privacidad.
© Copyright 2017 La Opinión Panamá. La Opinión Panamá Todos los derechos reservados