Panamá, Sábado 25, de octubre de 2014 | Actualizado el Sábado 25, de octubre de 2014 1:27 pm

Ultimas Noticias de PANAMA y el Mundo

Hora de Panamá:   pm
Dame le gusta Twitter ico Youtube rss Google +

PUBLICIDAD

Salud | agosto 1, 2012
Daltonismo, una enfermedad sobre todo masculina
Según los expertos es un 'mal menor', aunque hay casos que pueden generar mucha frustración, como los de aquellos que quieren ser pilotos de aviación
Daltonismo-rosa / crhoma gen

México,/ (EFE).- ( Imagen: Claudia Munaiz ) A la consulta de la Asociación para Evitar la Ceguera en México, I.A.P, llegan a diario pacientes que no saben que lo son.
El daltonismo, defecto genético que dificulta distinguir los colores, afecta a uno de cada doce hombres en América Latina.
En México, un 8 por ciento de los hombres confunden las gamas cromáticas, frente a un 2 por ciento en mujeres.
Según los expertos es un ‘mal menor’, aunque hay casos que pueden generar mucha frustración, como los de aquellos que quieren ser pilotos de aviación.
Cuenta a Efe el doctor Castillejos, médico oftalmólogo, que una vez llegó a su clínica la madre de un menor de edad. Se mostraba preocupada porque su hijo no lograba distinguir los excrementos del perro con el césped del jardín.
Lo que no sabía la mujer era que el joven era daltónico y confundía el color verde con el marrón.
Esta ceguera hacia el rojo y el verde afecta a un 8 por ciento de la población masculina de todo el mundo. En América Latina 1 de cada 12 hombres es daltónico. “Este defecto es genético aunque también puede adquirirse por una enfermedad ocular o sistémica, e incluso por un traumatismo o uso de algún medicamento”, según indica el doctor Castillejos.
Fortino Escutia, ingeniero agrónomo de México, cuenta a Efe que no supo que era daltónico hasta la adolescencia.
“Entonces me di cuenta que veía los colores de forma distinta que los demás”.
En su familia eran 17 hermanos y, por lo menos cuatro hombres, tenían ese problema. “Hasta hoy desconozco muchos colores, es decir, no sé cómo llamarlos. Defino bien los colores básicos pero no más combinaciones”.
Para él no ha supuesto problema alguno, más allá de no poder explicar por qué, “cuando pintaba o dibujaba el mar y el cielo, lo hacía de color morado”.
Pero, ¿Cómo se ven los colores? Según el oftalmólogo es posible percibirlos por unas células situadas en la retina ocular llamados conos.
Si uno de estos conos no está, o es defectuoso, la persona daltónica no podrá distinguir dos de los colores primarios de la luz: el verde y el rojo, en la mayoría de los casos, aunque también puede no verse el azul; mientras que una persona con visión normal podrá discernir una amplia gama de tonalidades intermedias.
Según el experto, al faltar o estar deteriorados estos conos, una persona daltónica identifica dos colores como uno solo.
El grado de alteración varía de una persona a otra, dependiendo del daño que presenten los bastones, que son los elementos fotorreceptores del sistema visual humano sensibles a la luz.
La disfunción más común, de acuerdo con el especialista Armando Castillejos, de la Asociación para Evitar la Ceguera en México, I.A.P., es la que hace que se confundan los tonos rojos y verdes y otra gama de colores como los grises y cafés.
“En general los pacientes no se percatan de que padecen una alteración de la visión al color porque son cambios muy sutiles”. Y añade que estas personas aprenden a diferenciar los colores por los tonos.
Según las enciclopedias médicas, las personas tenemos tres tipos de conos.
Aquellos que tienen cloropsina, que captan la onda de luz para el color verde, los que poseen eritropsina que detectan el rojo y finalmente los que tienen cianopsina y captan el color azul.
Según Castillejo existen diferentes tipos de daltonismo: tricromáticos, que lo padecen aquellas personas que tienen ausencia de conos de un tipo, que se cambian por los otros dos.
Es la disfunción más común; dicromáticos, que son aquellos que tienen ausencia total de un grupo de conos.
Son las personas que no diferencian entre los tonos azules y los amarillos; y los monocromáticos, que son aquellos que tienen ceguera total al color, una anomalía en la visión muy poco común y que sería como ver la vida en blanco y negro.
Irma Pérez, Técnica responsable de laboratorio de electrofisiología y encargada de realizar las pruebas de visión al color para detectar daltonismo en la Asociación para Evitar la Ceguera en México, afirma que los hombres daltónicos no tienen ningún problema para desenvolverse en la sociedad y no pasa de que anden mal combinados.
Mal combinado iba precisamente quien descubrió este defecto, el científico inglés John Dalton (1776-1844), que después de investigar la percepción de colores entre su hermano y él, se percató de que confundía el rojo y verde y el rosa y el azul.
Cuentan que cuando fue a conocer al rey Guillermo IV acudió con un traje académico escarlata (rojo), un color demasiado llamativo para un acto tan solemne. La razón es simple: él veía su ropa de color gris oscuro.
Si bien los expertos reducen el daltonismo a un mal menor, quienes lo padecen difieren: “Los problemas derivados del daltonismo son bastantes, aunque puedan parecer superficiales. Hablamos de no poder optar a puestos de trabajo y de tener dificultades para ver a diario”, dice Óscar Ballabriga, Presidente de la Asociación Daltónicos no Anónimos.
Y lo explica comparando dos características distintas. “Para que te hagas una idea, el 8 por ciento de la población es daltónico, y el 13 por ciento es zurda… Ahora compara las dificultades de un zurdo y sobre todo los medios que hay para ellos, sabiendo que existen hasta tiendas de artículos para zurdos. Aunque el porcentaje es un cinco por ciento inferior, a los daltónicos no se nos reconoce”, lamenta.
Además, añade, “las limitaciones puestas a cada daltónico según su procedencia son muy variadas.
En España, por ejemplo, los daltónicos solo pueden pilotar de día, tanto aviones como barcos. Esta limitación es una traba a la hora de contratar”.
La Asociación Daltónicos no Anónimos nació cuando “bromeando con un amigo daltónico hace años, explicábamos a la gente anécdotas de daltónicos y nos dimos cuenta que la gente no sabía exactamente en qué consistía la enfermedad…
Y nosotros mismos no éramos capaces de dar respuesta a muchas situaciones. Así que hicimos la página y con el tiempo nos registramos como asociación”, cuenta.
Y es que como recuerda Irma Pérez, “los daltónicos no pueden ejercer profesiones como policías, ingenieros, mecánicos ni pilotos de aviación, ya que es necesario tener una buena percepción del color al encargarse del transporte terrestre, aéreo y marítimo.
Tampoco pueden acceder a puestos determinados de la industria textil y gráfica, la fotografía y la pintura, entre otras”.
El oftalmólogo Armando Castillejos recuerda que, en los casos de quienes quieren ser pilotos aéreos, ser daltónico puede generar muchísima frustración. “en México la prueba la realizan en el último año de carrera”, critica, al mismo tiempo que recomienda acudir al médico en cuanto se sospeche que pueda haber disfunción.
El método más rápido para diagnosticarlo es mediante la prueba de láminas de Stilling e Ishihara, que representan numerosos puntos de los distintos colores primarios dispuestos sobre fondos de colores similares, agrupados de modo que una persona normal puede distinguir en ellos números o formas conocidas.
“Las personas que sufran algún tipo de daltonismo, sin embargo, no serán capaces de reconocer esas figuras, o bien verán otras diferentes en función del tipo y grado de la anomalía que padezcan”, según indica el oftalmólogo.
Y es que todo depende del color con qué se mira. Si no, ¿Qué hubiera pasado si Federico García Lorca hubiera sido daltónico al escribir “verde que te quiero verde”?.

Test: Identifique el número que aparece en los círculos.

Sin Comentarios

Escriba su comentario


El uso de este sitio web implica la aceptación de los Terminos de servicios y Politicas de Privacidad.
© Copyright 2014 La Opinión Panamá. La Opinión Panamá Todos los derechos reservados